Cómo prevenir y eliminar los PIOJOS

¡Cuidado con los piojos en los campamentos de verano!

Con la llegada del verano, no sólo aumentan las temperaturas sino que también el contagio de piojos, pues estos parásitos buscan el calor para reproducirse y por el tipo de actividades que realizan los niños, sobre todo en los campamentos donde pasan mucho tiempo juntos, juegan duermen e incluso comparten almohadas, gorros o toallas.

Cuando se detecta un caso de pediculosis en un campamento, es necesario lavar o aislar todos los objetos que hayan estado en contacto con la cabeza del niño y tratarle con un pediculicida efectivo sin insecticidas, como Stop Piojos. Además, de forma periódica, se deberá realizar una revisión manual de la cabeza a los demás niños del campamento y educar para evitar que intercambien prendas u objetos personales que se usen en la cabeza, mantener una buena higiene y llevar el pelo recogido. campamentos-verano-pediculosis

Los monitores y responsables del campamento deben ser conscientes de que tener piojos es algo común, y así deben transmitírselo a los niños, sin que se discrimine a nadie por ello, ni se le envíe a casa puesto que ésta no es la solución. Por eso es aconsejable que los padres se informen de cuál es la forma de actuar del campamento con respecto a los piojos antes de decidirse por uno.

El botiquín del campamento debería contener un kit antipiojos -de dispensación farmacéutica- que incluya loción, champú, lendrera y un par de toallas. Aunque también se puede incluir en la lista de cosas que el niño debe llevar en su mochila, igual que se hace con el repelente antimosquitos o el protector solar. También es recomendable para evitar el contagio que el niño lleve identificados con su nombre los complementos y la ropa que vaya a usar, sobre todo los de la cabeza, como gorras o pañuelos.